KARATE DRUNK!

Y diría la canción de la bersuit: Tomo para no enamorarme, me enamoro para no tomar…

Bien sin importar el trago que usted se engullo, digamos un satánico dr vodka Avilaskaya, un demoniaco whiskey Jack Black, un afamado y divertido John Thomas (trago perfecto para que la gente se vaya de jeta contra los andenes), un Chorrito Ardiente o su nuevo mutageno encarnado en el chin chin, un brandy breton (bien llamado por los compadres de la Universidad como pobretón), un desgraciado y miserable Kiwi, un histórico y noble Eduardo II I o un fino y ahora accesible néctar, antioqueño, blanco, doble anís, líder o cualquier otro de esos licores característicos de la geografía colombiana, los cuales tienen por finalidad desinteresados motivos que incluyen el patrocinio a la salud y los deportes. Muy probablemente una borrachera con cualquiera de estos elixires puede traer consecuencias graves a su integridad física, como dolores estomacales a causa de alguna gastritis que muy aplicadamente cultivo en sus años estudiantiles en alguna universidad del centro de Bogotá, discusiones con algún vagamundo que quiso retacarlo* las cuales muchas veces terminaban en peleas porque en su grupo de amigos siempre había algún miembro ultradrechista fanático de ton po y películas de jackie chan el cual era capaz de buscarle líos a cualquier chisgarabís sin importar tamaño o talla de zapato, o simplemente despertar al otro día con un guayabo espacial y un aliento de dragón de cómodo.

Probablemente las borracheras son sinónimo de barrabasadas, ridiculeces, niñas”bonitas” encaramadas en las mesas bailando por media de aguardiente, borrachos pendencieros y demás extrañas figuras salidas del mas allá. Pero estamos en el más acá, y aquí los seres humanos tenemos la costumbre de celebrar cuanto ridículo acontecimiento se produjo, por ese motivo, usted se emborracha, porque su hermana se caso, su prima se bautizo, su madrina se murió o simplemente porque salió el sol. Ese es el ideal, inventarse alguna justificación para comprarse un ”águila” y tomársela en las materas de la Universidad Central, en las sombrillitas cerca a la Javeriana, o en alguna tienda de esas por la Tadeo donde todavía vende costeña a 1100 pesos. Emborráchese porque el mundo se acaba en el 2012, su hígado no le va a servir para un carajo si la tierra explota, además si me has de querer te debes apresurar sea borracha o no, tienes que espabilarte.

Una vez se bebió cuanto guarapo vio “pagando” cerca a usted, irremediablemente pueden suceder dos situaciones, la primera seria quedarse dormido cual año viejo en alguna silla, la segunda podría ser que usted tenga el poder anormal de seguir pudriéndose hasta convertirse en pie grande, con cualquiera de las dos opciones lo más lógico es q amanezca, sea tres días después, pero de que amanece, amanece. Despertar luego de una borrachera al mejor estilo de las 1280 almas** puede traer consigo un dolor de cabeza del averno, causado por el exceso de alcohol, o por gastarse los últimos billeticos pintados con la cara de Policarpa Salavarrieta.

El guayabo o resaca es una sensación tan desagradable, es el motivo por el cual yo prefiero no podrirme, no me gustar ver mi billetera al otro día sin un peso o estar pensando en que ridiculez hice ayer. Como sea, este mal causado por el indiscriminado uso del licor tiene sus recetas para evitarlo y salir airoso listo para otra borrachera. Mi abuela cada 31 de diciembre después de ver los despojos de mis tíos, solía preparar un buen caldo de costilla lo cual los dejaba listos para seguir con la guachafita o para emprender una pelea con la respectiva esposa por ser jinchos. Cuando usted no tiene cerca a su abuela pero vive en Pueblo Paleta, puede buscar en buen caldo parao la solución, el merjurje está fabricado por finas esencias, deliciosos pedazos de calado y delicadas tiras de alguna carne que otrora pudo ser un animal. Si de pronto usted es un poco más “fino”, se le tiene la solución, tómese un gatorade o un red bull, pero cuidado estas aguas le pueden dejar peor. Finalmente queda decir que “La medicina-tecnológica” sigue evolucionado para bien del borrachin, y prueba de ello es el sal bon fiest, este polvito es recomendado por mí, fuente fidedigna en estos vericuetos.

Como sea, pegarse una borrachera es divertido, suele ser hasta gratificante, pero es mejor sin excesos, como dijo un amigo, una vez al año no hace daño, en todo caso no hace falta tener en cuenta que es mejor estar bien hidratado, no mezclar y ser moderado, le aseguro que el mundo no se acaba mañana…

*Retacar: Pedir, solicitar, requerir, mendigar, pordiosear.

** “Oye men no me tache de la lista
que yo también, yo también soy reservista
que no me saque, no me saque de tu bar
yo también tengo libreta militar
que no me vengas con mañas de fascista
yo soy borracho de línea anarquista”
Borrachera, 1280 Almas.

Bonus track:
Gracias a ese alguien que me regalo el dvd de LIVE AT BUDOKAN de ozzy, no se imagina lo infeliz que me siento de no tocar la puerca guitarra como zack wylde, gracias por recordármelo en la dedicatoria.

Bonus track 2:
Lamentablemente ahora prefiero family guy que los Simpson.

Bonus track 3:
Les recomiendo el minuto 2:46 del video de Ozzy “mama im coming home”, es muy divertido ver como una paloma se lo quiere comer.

8 Response to "KARATE DRUNK!"

  • EL ALQUIMISTA Says:

    Pues eso de emoborracharse hasta perder el conocimientoe, es como dices bueno una vez al año, o dos veces, o tres, eso si no mas de seis veces al año no hacen daño


  • Alejandra Agudelo Q. Says:

    haber travis! te doy la razòn en lo del guayabo, uno en medio de la borrachiza se siente grande o mejor, un pie grande jajaja, pero al dia siguiente le pesa màs el guayabo moral independientemente de lo que haya hecho, lo que no entiendo es que como existe gente que se emborracha dos o hasta tres veces por semana (con pèrdida de conciencia incluida). ¿¿que es eso?? como hacen??... por eso no comparto ni cinco lo que dice el alquimista en su comentario...

    un beso travisito y vee te faltò mencionar en los tragos el jack daniels o es el jack black)) me queda la duda...

    un abrazo!!!


  • Nightwriter Says:

    Sólo le quiero decir una cosa: no importa el trago que usted ingiera, no importa si lo hace frecuentemente o de vez en cuando, lo único de todo esto es que -y coincido plenamente con usted- no hay nada mas efectivo que el Sal Bonfiest. Que maravilla es esa vaina ola!
    Qué ser{ia de una borrachera tenebrosa, si al otro día no hubiese un sal Bonfiest?


  • Lola Pastel Says:

    jajajaajjaajaa si me pusiera a contar mis borracheras!
    Son divertidas al día siguiente es medio joda, pero se sobrevive!

    Oh y family guy es mil veces mejor que los simpsons! adoro a stewie :)


  • Kar-Eq Says:

    con el paso de los años la cosa se va poniendo peor, empezando la Universidad me emborrachaba de miercoles a viernes y siempre me levantaba como nuevo, ahora q no tomo tanto el guayabo me vuelve nada, pero tan seguido no aguanta y mas si se borra el cassette.

    Y claro que Family Guy es mejor, Peter es lo maximo.


  • Elizabeth Says:
    Este comentario ha sido eliminado por el autor.

  • Elizabeth Says:

    Te extraño
    Como se extraño las noches sin estrellas
    Como se extrañan las mañanas bellas
    No estar contigo, por dios que me hace daño

    Te extraño
    Cuando camino, cuando lloro, cuando río
    Cuando el sol brilla, cuando hace mucho frío
    Porque te siento como algo muy mío

    Te extraño
    Como los arboles extrañan el otoño
    En esas noches que no concilio el sueño
    No te imaginas amor, como te extraño.

    Te extraño Travis!!! odio a mi jefe porque me deja sin alientos y ya ni mi blog puedo actualizar!
    me haces falta... te quiero borracho y todo, pero esperame yo mato a mi jefe y me quedo con su empresa, y así tendré mas tiempo de leerte... no me dejes de por Dios!!! no me cambies por otra.
    Por ti soy capaz de matar...
    ¡oh! ¡me muero!


  • La ReiNa Roja Says:

    Haré otro insano esfuerzo por emborracharte...así veré si repartes pata o alguito más jajajaja.

    Te quiero tonti

    Besos en el cachete.